Carta a Las Playeras

A veces me da tristeza cuando me sorprendo tanto de la bondad que uno puede encontrar en el planeta. Cuando las malas noticias corren maratones permanentes, siento que pierdo de vista la alegría. 

Sin embargo, cuando estaba perdida y consumida en dudas e incertidumbres, ustedes llegaron como un bálsamo aportando paz, cariño y claridad a mi vida.

Llegaba a nuestras juntadas y el mundo se frenaba — el tiempo, infinito. La lluvia y el granizo que golpeaban a mi ventana hacían del aire una melodía relajante; sonaba armoniosamente en mi interior.

No quiero olvidar sus sonrisas y la sensación de tranquilidad que tuve estos días. No quiero olvidar cómo conectarme con esa radiante energía. Aunque a veces mi mente me traiciona, y el tan preciado aprendizaje parece esfumarse y se me escapa como arena en mis manos.

Pero ustedes me ofrecieron un tesoro tan valioso que sería débil de mi parte cavar un pozo y enterrarlo creyendo que así se mantendrá seguro; un tesoro que puede sentirse con el alma, la que nuestros encuentros hicieron más pura.

Acercaron a mí las herramientas que me faltaban para juntar valor y escribir estas palabras; escribir y dejar ir: ser libre.

Fue una fortuna encontrarlas: mujeres fuertes de una valentía y amabilidad contagiosas. Mujeres que son más que las cicatrices en sus psiquis y cuerpos; son amor de un dulzor que no empalaga. 

Sigan trabajando en sembrar flores de todos los colores, en plantar árboles de todos los tamaños y en regar la tierra que hace al camino de su propia felicidad. 

Gracias por recordarme que es el camino el que tiene que estar bien cuidado, el que debe ser adorado, perfumado y coloreado; no tenemos porqué atravesar un camino lúgubre, por el cual la tierra seca y agrietada lastime nuestros pies descalzos, ni mirar hacia adelante donde se ve una luz esperanzadora y somos capaces de rasparnos los pies con tal de llegar lo más rápido a su encuentro.

Esa luz que da esperanza debería iluminarnos hoy la cara, no ser algo que alumbra a la distancia.

Gracias por confiar en mí, gracias por escucharme y gracias por enseñarme lo más valioso de esta vida: ser feliz hoy y compartir esa felicidad con los demás.

Las adoro,

Flo

2 comentarios en “Carta a Las Playeras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s